miércoles, 20 de abril de 2016

MÁS SENSIBILIDAD CON LOS APARCABICIS

Hace ya algunos meses insistíamos en que no se tapase ni se interrumpiese el acceso a este aparcabicis de la Calle María Auxiliadora.  Parece ser que, tras las últimas pruebas deportivas que se celebran habitualmente en esta parte de la ciudad,  se ha respetado la ubicación de los aparcamientos, dejando a los usuarios utilizar en todo momento los amarres.  

Aunque no tenemos constancia, sospechamos que las cabinas azules para baños se siguen situando justo delante. ¿alguien nos lo puede confirmar?


aparcabicis aparcamiento bicis salamanca


aparcabicis aparcamiento bicis salamanca

LA POESÍA DE LOS ÁRBOLES


LA QUIETUD CICLISTA


DÍA MUNDIAL DE LA BICICLETA

Cuando la gente que no monta en bici se entera de por qué el día 19 de abril se celebra el Día Mundial de la bicicleta, suele sorprenderse mucho. Supongo que no se esperan que esta efeméride esté directamente relacionada con las drogas.

En 1943, el doctor suizo Albert Hofmann trabajaba en su laboratorio con una sustancia que había conseguido sintetizar hacía algún tiempo. Confiaba en ella. Estaba convencido de que no era una sustancia más. De que, aunque no lo pareciera, era importante. Así que le había hecho toda clase de pruebas. Precipitarla, calentarla, enfriarla, subirla, bajarla….de todo. De todo, y nada. No pasaba nada.

El día 19 de abril, decidió hacerle una prueba un poquito menos ortodoxa: Testar en su propio cuerpo la sustancia. Así que tomó una mínima dosis, y esperó a ver lo que pasaba.

Lo que pasó fue que su sustancia era LSD, que con el LSD una mínima dosis puede ser una gran dosis. Y que en cuestión de minutos el laboratorio no hacía más que girar, girar y girar. Alarmado, decidió pedirle a su asistente que lo llevara a casa en su bicicleta.

El asistente lo miró extrañado. El doctor Hofmann nunca le había pedido algo así. Además, no tenía experiencia en llevar a nadie en bici. Pero de todas formas, aceptó. A esas alturas, la cara de Hofmann era un todo un poema…

Estas son las declaraciones que se conservan de aquel curioso viaje:

“Desde el primer momento sentí una especie de peculiar alegría. Era como si renaciera Como si me hermanara en feliz armonía con mis semejantes, con los animales, con las plantas. Con el mundo entero. Podía percibir la belleza de la naturaleza. Verla tan pura como cuando fue creada. Todo parecía tener vida. Todo parecía tener sentido. Veía la libertad, la esperanza… y ante mí se descubrían universos llenos de color y fantasía”

Cuando la gente que no monta en bici se entera de por qué el día 19 de abril se celebra el Día Mundial de la bicicleta, suele sorprenderse mucho.

La gente que montamos en bici, no nos sorprendemos nada, porque enseguida tenemos claro que esas declaraciones no las hizo Hofmann. Seguro que las hizo el asistente, que disfrutó como un enano llevando al pirado de su jefe a su casa en bici.


¡¡¡¡¡FELIZ DÍA MUNDIAL DE LA BICICLETA!!!!!



                                                                                  La Mujer del Tiempo

la mujer del tiempo, Katie Binder
Pintura de Katie Binder



martes, 12 de abril de 2016

ARTE CON BICIS

Con motivo de la celebración de los 30 días en bici en Salamanca, el barrio del Oeste (Calle Gutemberg) lucía esta semana a pie de calle un conjunto de propuestas artísticas y ciclistas. Os mostramos algunas fotografías.

arte bici salamanca 30díasenbici 30db

lunes, 11 de abril de 2016

DE CUANDO EL DISEÑO DIFIERE DE LA FUNCIÓN

A veces, los diseños del espacio público no atienden al sentido común. Más cuando el peatón -que camina- y por lo tanto traza los recorridos más cortos entre dos puntos, se encuentra con obstáculos en su camino.

En este caso os mostramos una imagen del parque Würzburg dónde el diseño del espacio de césped no ha tenido en cuenta posiblemente un antiguo recorrido habitual o que el acceso a un determinado lugar es precisamente por dónde, según planos, ahora hay una zona verde.  Existen muchos ejemplos en Salamanca y en breve os mostraremos más fotografías que vienen  a recordarnos que tal vez habría que ajustar mejor los diseños del espacio público a la realidad de los que caminamos, que somos la mayoría.

salamanca parques y jardines bici

FACILIDADES CICLISTAS

Existen muchas maneras de facilitar y de crear un escenario proclive a la bicicleta en nuestras ciudades. De entre todas ellas, hoy reparamos en una muy sencilla de hacer y que permite apoyar los pies sin bajarse de la bicicleta en los semáforos o intersecciones. Se trata de soportes de metal como los que se ven en la fotografía (ciudad de Aarhus, Dinamarca) situados junto a semáforos donde los ciclistas se detienen a la espera del verde.  Desconocemos cómo se llaman, pero las dos barras horizontales permiten apoyar un pie en la inferior y sujetarse con la mano en la barra superior.

Nos consta que se ha solicitado incorporar al viario ciclista salmantino una de estas facilidades (a modo de prueba piloto), aunque como suele ocurrir en nuestra ciudad, aún no se han tomado cartas en el asunto.  En cualquier caso, y si os parece bien, ahí os dejamos esta estupenda idea para que vosotras mismas podáis reclamarla desde vuestros ámbitos.

salamanca bici carril  bici

LAS BICICLETAS HABLAN. LETRAS Y LETREROS EN LAS BICIS DE SALAMANCA



Rodando con calma ven pasar la prisa.
Rodando sin petróleo ven pasar los coches.
Rodando en silencio ven pasar los ruidos.

En silencio, pero no calladas. Porque de un tiempo a esta parte las Bicis han empezado a hablar. A hablar como se habla en sueños. A veces susurrando, a veces gritando, pero en silencio. Reclamando su espacio, defendiendo sus derechos, alegrando la calle.

Estas son algunos de los susurros y gritos silenciosos vistos en Bicicletas de Salamanca:

- RESPETA AL CICLISTA. - 1,5 m. -
- En BICI a T.
- MEJOR EN BICI.
- HOY ME SIENTO LIBRE.
- MASA CRÍTICA. 1er JUEVES DE MES.
          20:00H. PUERTA ZAMORA.
- SúMATE, SúBETE.
- CONBICI, SIN CO2.
- FEIN STAUBFREI
- AMO MI BICI (y ella a mí!)
- SE VENDE. Telf: 6*******2
- SI TODO EL MUNDO FUERA COMO TÚ, LA COSA RODARÍA MEJOR.
- ORGULLOSOS DE NUESTROS BOSQUES, ORGULLOSOS DE RECICLAR.
- MERMELADA FINA PREPARADA.
- Hola Sol, pasaba por aquí. Que tengas buen día. Begoña.
- LA REVOLUCIÓN SERÁ EN BICI O NO SERÁ.
- TAN FÁCIL COMO MONTAR EN BICICLETA.
- LOS COCHES TAMBIEN LLORAN.
- ALEGRÍA ENTRE LAS PIERNAS!!!

 La Mujer del Tiempo
Alberto Vicioso salamanca bici

VIETATO INTRODURRE BICICLETTE, DE JULIO CORTÁZAR



En los bancos y casas de comercio de este mundo a nadie le importa un pito que alguien entre con un repollo bajo el brazo, o con un tucán, o soltando de la boca como un piolincito las canciones que me enseñó mi madre, o llevando de la mano un chimpancé con tricota a rayas. Pero apenas una persona entra con una bicicleta se produce un revuelo excesivo, y el vehículo es expulsado con violencia a la calle mientras su propietario recibe admoniciones vehementes de los empleados de la casa.



Para una bicicleta, ente dócil y de conducta modesta, constituye una humillación y una befa la presencia de carteles que la detienen altaneros delante de las bellas puertas de cristal de la ciudad. Se sabe que las bicicletas han tratado por todos los medios de remediar su triste condición social. Pero en absolutamente todos los países de esta tierra está prohibido entrar con bicicletas. Algunos agregan: “y perros”, lo cual duplica en las bicicletas y en los canes su complejo de inferioridad. Un gato, una liebre, una tortuga, pueden en principio entrar en Bunge & Born o en los estudios de abogados de la calle San Martín sin ocasionar más que sorpresa, gran encanto entre telefonistas ansiosas o, a lo sumo, una orden al portero para que arroje a los susodichos animales a la calle. Esto último puede suceder, pero no es humillante, primero porque sólo constituye una posibilidad entre muchas, y luego porque nace como efecto de una causa y no de una fría maquinación preestablecida, horrendamente impresa en chapas de bronce o de esmalte, tablas de la ley inexorables que aplastan la sencilla espontaneidad de las bicicletas, seres inocentes.



De todas maneras, ¡cuidado, gerentes! También las rosas son ingenuas y dulces, pero quizá sepáis que en una guerra de dos rosas murieron príncipes que eran como rayos negros, cegados por pétalos de sangre. No ocurra que las bicicletas amanezcan un día cubiertas de espinas, que las astas de sus manubrios crezcan y embistan, que acorazadas de furor arremetan en legión contra los cristales de las compañías de seguros y que el día luctuoso se cierre con baja general de acciones, con luto en veinticuatro horas, con duelos despedidos con tarjeta.

Vietato introdurre biciclette julio cortázar



sábado, 9 de abril de 2016

UN DESCANSO EN EL CAMINO

bici salamanca en bici al cole

CICLISTAS, DE JAIME FERRÁN

Bicicletas de una,
de dos
            y de tres ruedas
se cruzan, 
                 se entrecruzan;
mecánicas y tercas.

Los hombres que las montan,
ágiles pedalean,

giran enloquecidos,
suben las escaleras.

Y todo,
           todo,
                    todo,
en bicicleta.

Una palmada 
                      y súbitas
al unísono frenan.

Y en su sitio se quedan
inmóviles y quietas.

Otra palmada.
                       Arrancan
de nuevo
               y serpentean

por la pista.
                 Sin manos
los ciclistas las llevan.

Otra
        y corren de espaldas 
entre bromas y veras,

y parece que chocan,
pero no,
              se sortean.

Y parece que caen,
pero no,
              se enderezan.

Y todo, todo, todo.
Y todo, todo, todo,
en bicicleta.

bici salamanca

martes, 8 de marzo de 2016

EL PODER DE LAS BICICLETAS


la mujer del tiempo 8 de marzo día de la mujer woman´s day

En 1896, Susan B. Anthony, una de las líderes del movimiento sufragista en Estados Unidos y en Europa, dijo en una ocasión “La Bicicleta ha hecho más que nada y más que nadie por la emancipación de las mujeres en el mundo”. 


Y esto lo dijo, porque la Bicicleta, popular desde hacía tan sólo unos pocos años, sirvió para dar a las mujeres un puntito de libertad (esa que siempre da la bicicleta), que desde luego no tenían. Y sirvió para que se empezara a hablar de sexualidad femenina (por el simple hecho de que el sillín va donde va), que algunos se empeñaban en que no tuvieran. Y para que pudieran ir por la calle con pantalones y bombachos (y no obligatoriamente con los corsés encorsetada y moralmente obligatorios).


Y también sirvió la Bicicleta para otras grandes proezas. Como demostrar que una mujer de aquella época era capaz de conseguir algo casi imposible de conseguir por cualquier persona de nuestra época: Dar la vuelta al mundo, en bicicleta, saliendo sin un duro en el bolsillo, volviendo antes de 15 meses, y llegando con 5000 dólares (de la época) en ese bolsillo que estaba vacío a la hora de salir. Annie Cohen Kopchovsky fue capaz. 


Hoy en día, la Bicicleta sigue sirviendo. Así, a un grupo de valientes afganas les sirve para (además de disfrutar de una gran pasión) luchar contra la terrible situación en la que se encuentran las mujeres en su país. Un país en el que es tan inimaginable, desafiante y peligroso que una mujer monte en bici, que ni siquiera está prohibido (como sí lo está en otros lugares del planeta por ejemplo en Corea del Norte). Es la Selección Femenina de Ciclismo de Afganistán, que con su empeño y fortaleza están empezando a obtener logros que van más allá de lo estrictamente deportivo. 


Y en Estados Unidos, lugar donde no está prohibido montar en bici, desde hace unos años, cientos de mujeres se reúnen con sus bicicletas y sus sonrisas en la Clitoral Mass (una versión feminista de la conocida Masa Crítica). Lo hacen para pedir un mundo de verdad libre de machismo e injusticias. Y también para recordar y festejar su PODER.


¿El poder de las bicicletas? No, desde luego que no. 
EL PODER DE LAS MUJERES.



La Mujer del Tiempo.


(Clitoral Mass aquí. El resto, en el libro Biciosos, de Pedro Bravo)


la mujer del tiempo 8 de marzo día de la mujer woman´s day


- Mi querida Jennie, ¿para qué demonios es ese traje de bicicleta?

- Pues para llevarlo, claro,

- ¡Pero tú no tienes bicicleta!

- No, ¡pero tengo una máquina de coser! 
 

(Publicación de la revista satírica ‘Punch’, 1895)

viernes, 26 de febrero de 2016

CÓMO DEBERÍA SER EL PLANO DEL CARRIL BICI DE SALAMANCA

Nos hemos hecho siempre esta pregunta. Si nosotros fuéramos el ayuntamiento de Salamanca desde luego que los trípticos que publicáramos sobre el carril bici iban a ser diferentes.  Veamos porqué:

Se han publicado hasta la fecha al menos 6 versiones que coinciden en el tiempo con la aparición de una red ciclista más o menos visible en la ciudad, la celebración de la SEM (Semana de la Movilidad Europea) y también con las sucesivas ampliaciones del sistema de bicicleta pública SALENBICI. 

Estamos hablando de una primera versión en el año 2009. En aquella ocasión, el tríptico que se publica es bienvenido y es el único que, además de la red ciclista, subraya las ampliaciones de la red para el año siguiente (2010). Se trata de una excepción que nunca más hemos podido comprobar en el resto de publicaciones. Tal vez porque no están claras cuáles van a ser las ampliaciones o, tal vez por el riesgo político que conlleva publicarlo y luego no cumplirlo.

martes, 23 de febrero de 2016

lunes, 22 de febrero de 2016

EL GRUPO DE LIBERACIÓN DE BICICLETA DE GARAJE, TRASTERO Y BALCÓN (Epílogo)




Desde el mismo día en que liberó a su Bicicleta, Daniel comenzó a mirar para arriba. A mirar hacia los balcones. Buscaba un pañuelo o un trozo de tela roja, una Señal de Liberación. Quería encontrar a alguien que como él, hubiera sido tocado por el secreto dedo de El Grupo de Liberación de Bicicleta de Garaje, Trastero y Balcón. Uno a uno revisaba todos los balcones. Y si por casualidad, encontraba alguna Señal de Liberación, localizaba el portal y aguardaba paciente. Una, dos, tres horas, las que hicieran falta. Fue así, como conoció a Isabel. 

domingo, 14 de febrero de 2016

EL GRUPO DE LIBERACIÓN DE BICICLETA DE GARAJE, TRASTERO Y BALCÓN (Parte IV)



Desde el último comunicado de El Grupo de Liberación de Bicicleta de Garaje, Trastero y Balcón, todos los días, Daniel se levantaba con la clara intención de sacar por fin su Bici del balcón (“liberarla”) e ir con ella a trabajar. Pero al final… Después, por la tarde, pensaba en cogerla para ir a dar un paseo. Pero al final…